GUIA PRÁCTICA PARA ELEGIR Y COMPRAR TU TECLADO

Roque Molina | Tutoriales |

El objetivo de este artículo es ayudar a todos aquellos que quieran emprender la aventura de comprar un teclado musical, bien sea para aprender o para mejorar el que ya tienen, siempre es difícil tomar esta decisión dada la gran cantidad de opciones que existen en el mercado.

Lo primero que deberíamos hacer es segmentar todas las posibilidades y características para así dirigir nuestra mirada hacia un grupo más reducido de productos y facilitar la decisión de compra… como eso lleva tiempo y se requieren conocimientos, vamos a hacerlo por tí. No hace falta decir que esta categorízación tiene mucho de subjetiva y cada cual puede hacer la suya, por nuestra parte partimos de la base de nuestra experiencia sobre las necesidades de los compradores.

EN LO REFERENTE AL NÚMERO DE OCTAVAS, TACTO DE LAS TECLAS Y AL DISEÑO

Tenemos en el mercado teclados que van desde las 25 teclas, 49, 61, 76 y 88… (comunmente se le nombra por el número de octavas como 2, 4, 5, 6 ó 8 octavas) si bien esto los describe de forma imprecisa (88 teclas no son 8 octavas). Las octavas son grupos de 12 notas. Normalmente saber la cantidad de teclas que queremos tener no nos resuelve la duda de que teclado comprar pero ayuda bastante.

Aparte del número de teclas que tenga el teclado, estas también pueden ser de tipo normal o miniteclas, si bien este es un segmento más reducido.

25 teclas


Son los teclados más pequeños, permiten tocar practicamente con una sola mano y son útiles para el directo en el que solo necesitamos un pequeño apoyo o disparo de secuencias o muestras mediante teclas. Son fáciles de transportar y económicos por su menor cantidad de teclas, aunque no tanto como se podría pensar en comparación con los de 49 ó 61 teclas, pues la parte de control suele ser común a los diversos modelos de una gama o marca y las teclas son el componente más económico.

Este tipo de teclado corto suele ser muy usado en teclados controladores MIDI (ausentes de sonidos internos) o en sintenizadores analógicos auténticos o sus simulaciones digitales, dado que este tipo de sonidos analógicos se aplican comunmente a la creación de líneas de bajo y tocarlas solo con la mano izquierda mientras se usa la derecha para otro teclado es práctica común.

SAMSON 25 teclas

 

49 ó 61 teclas

Permiten tocar con las dos manos y la diferencia de una octava más en el 61 es definitivamente algo que quien sabe tocar el piano valorará, pues le permitirá realizar fraseos más largos. Las teclas extra pueden ser utilizadas también como teclas de control o ajuste de articulaciones, lo cual es útil cuando disparamos desde el teclado determinados sonidos cargados en samplers software como Kontakt.

Mientras que los teclados de 49 teclas suelen ser casi siempre de tecla blanda, en la gama de los de 61 teclas encontramos marcas que ofrecen doble o triple elección, teclas blanda (softkey), semilastradas (semi weigthed), o contrapesadas al estilo piano acústico (fully weighted).

Por ser teclados que permiten una interpretación cómoda (tecla blanda para manos poco entrenadas) de todo tipo de sonidos y completa (a dos manos), son los teclados más vendidos y también los que suelen venir integrados con sintetizadores de todo tipo. Tecla blanda y 4 ó 5 octavas es lo que solemos encontrar en todo tipo de teclados de acompañamiento con ritmos, tengan estos altavoces o no y también en una gran cantidad de teclados controladores MIDI.

s49

76 y 88 teclas

Son definitivamente una opción profesional, dado que es raro que un principante compre un teclado de estas características a no ser que se plantee muy seriamente el inicio de estudios de piano reglados, para los cuales sin duda es necesario uno de estos teclados; no solo por la cantidad de octavas disponibles, correspondientes a las de un piano acústico clásico, lo que permitirá practicar e interpretar con él obras de música clásica o blues-jazz, sino por que normalmente son teclados de tacto contrapesado, también llamados “fully weigthed” en inglés o de acción martillo “hammer action”.
Esto quiere decir que las teclas tendrán bastente peso y simulan el rebote de los martillos de los pianos contra las cuerdas tensadas lo que produce un catacterístico efecto de rebote sin el que los músicos clásicos no pueden interpretar bien. Su mayor peso y tamaño los convierten opciones para situar en el estudio o para profesionales del directo que los lleven bien protegidos  dentro de buenos fligthcases.

Las 88 teclas suelen ser el formato usado en pianos digitales de mueble, dado que estos van destinados al estudio de piano clásico, aunque también es usado en muchos teclados controladores MIDI dado que el piano establece una relación de largo plazo con el pianista al acostumbrarse este completamente a su tacto, por lo que es habitual que no se preste mucha atención a la parte sonora (sintetizador) del teclado ya que se prefiere que esta sea externa para poder cambiarla a lo largo del tiempo adquiriéndose diferentes módulos de sonidos externos mientras que se conserva el mismo teclado durante muchos años, cuando no toda la vida.

celviano-gp500-01

 

nord stage 2

Elementos de control adicionales

Muy habitualmente los teclados, en especial los que pertenecen al grupo de los controladores MIDI, por lo tanto carentes de sonidos internos y salidas de audio, disponen en su panel frontal gran cantidad de elementos de control extras (teclas Pad, faders, encoderes, controles de transporte y hasta pantallas display) con los que se pretende facilitar al músico la árdua tarea de controlar la gran cantidad de parámetros de síntesis presentes en los instrumentos virtuales actuales, así como el control de transporte de los DAW’s en software más comunes o facilitar las tereas de mezcla por pistas con dichos programas.

CONSEJOS:

Elige un teclado de 25 teclas para tocar pequeñas líneas de bajo o secuenciar algunos acordes y si haces muchos pequeños directos. Elige que sea compatible para el control de algún software de referencia, como este Reloop Keyfdr de 25 miniteclas para Ableton Live, con lo que te aseguras funcionalidad y flujo de trabajo integrado de inmediato. Sei además se incluye alguna versión LE del software, pues bingo.

keyfadr

Elige un teclados de 49 ó 61 teclas si haces música moderna y tocas generalmente sonidos sintéticos (propios del teclado o virtuales) y no tanto si usas pianos clásicos y haces composiciones de bandas sonoras con gran cantidad de orquestaciones, en este caso te faltarán teclas y preferirás las 88.

Samson Graphite 49

El que sean compatibles con software para iOS, como este SAMSON Graphite 49 y podamos usar nuestro iPad con el teclado puede ser un elemento diferenciador interesante.

Elige un teclado de 76 u 88 teclas si vas a estudiar piano clásico o eres pianista profesional y buscas un equipo que te acompañe por largo tiempo en directo o en el estudio.

No te dejes impresionar por una enorme cantidad controles extra en el panel frontal, ya que si bien pueden ser útiles pues para eso los han puesto ahí los diseñadores, la tendéncia actual es que determinados instrumentos virtuales o DAW’s incorporten sus própias superficies de control adicionales y específicamente diseñadas para ellos (con un precio muy competitivo) como MASCHINE, por ejemplo. El uso de todos estos mandos depende de la creación de un flujo de trabajo personal que normalmente lleva mucho tiempo desarrollar y pocas veces disponen de una funcionalidad concreta al abrir la caja del producto.

Concéntrate en las teclas y en su calidad y tacto para hacer una inversión duradera.

 

Aparte de la cantidad de teclas y su tacto de pulsación, los teclados pueden tener algunas características a tener en cuenta como son las teclas sensibles a la velocidad y el aftertouch en las mismas.

En lo referente a la sensibilidad de pulsación que hará que los sonidos suenen más fuerte o más flojo reflejando la fuerza ejercida (o más bien velocidad) al tocar en ellas, hace años quizás fuera un factor a tener en cuenta pero hoy día lo que sería notícia es que un teclado no la tuviera. Solo los modelos de minitecla pueden hacernos dudar en ese sentido por lo que debemos preguntar.

En cuando al efecto de aftertouch diremos que es la capacidad de un teclado para enviar datos MIDI constantes en función de la fuerza que hacemos sobre las teclas una vez estas han sido pulsadas y que se aplican para afectar a diferentes aspectos del sonido que esté sonando. La inmensa mayoria de los teclados actuales disponen de esa capacidad al menos en su versión monofónica (mismo sensor para todas las teclas). El aftertouch polifónico (que implica sensores diferentes para cada tecla) se reserva para los teclados más caros.

EN LO REFERENTE AL SUS CARACERÍSTICAS SONORAS

Los teclados son para tocar música, por lo que los sonidos incorporados parecen algo a tener en cuenta a la hora de decidirse por uno. Veamos los aspectos a tener en cuenta al respecto.

Teclados de control MIDI

No disponen de sonidos por hardware (es decir en el propio teclado), su cometido esencial es el disparar los sonidos externos de módulos sintetizadores o presentes en el ordenador en forma de instrumentos virtuales. Su tecnología de producción es en general baja y por lo tanto encontraremos decenas de competidores que nos brindan opciones “clon” en todos los rangos de precio y tamaños posibles.

Al elegir uno de estos concentraté en las teclas y su calidad, la ausencia de holguras o ruidos mecánicos al tocar ya que son muy molestos y en si el teclado nos brinda funcionalidades extras a la hora de integrarse con algún software de referencia en el mercado, como Cubase, Reason, Ableton Live, Komplete o Maschine. En muchos casos alguna de estas aplicaciones en versión reducida viene incluida, lo cual representa un gran valor añadido muchas veces despreciado.

La disponibilidad de drivers en el largo plazo nos obligará a confiar en fabricantes de referencia con muchos años en el mercado. Es preferible evitar las marcas muy desconocidas.

Es habitual que algunos teclados no lleven alimentador y sean “USB bus powered” lo cual puede ser una ventaja en el directo pero puede sobrecargar los buses de nuestro ordenador y si alguna vez lo quieres usar al margen del mismo, no podrás.

Que el teclado disponga de salida MIDI estandar puede parecer una tontería estos días en los que todo lleva USB, pero garantiza compatibilidad con cualquier equipo externo y permite que teclados comprados hace 15 ó 20 años funcionen sin necesidad de drivers en todos los sistemas operativos actuales y puedan ser usados en muchas situaciones diferentes y en ausencia de ordenador.

Mapeo de parámetros

Una de las cosas más tediosas que puede hacer todo músico es tener que mapear los controles existentes en el panel frontal de un teclado a los instrumentos virtuales que abra en cada momento.
s49 rear

Al no disponer de sonidos internos, el hecho de que el fabricante nos incluya un buen conjunto de sonidos virtuales de calidad resulta determinante en la relación calidad precio final obtenida en la compra de nuestro teclado.

Komplete

Paquete KOMPLETE SELECT incluido en los teclados KOMPLETE KONTROL S-Series y valorado en 1000 euros

Algunas marcas han intentado con más o menos éxito encontrar estandares de comunicación que permitan esta asignación (mapeo) de parámetros de forma automática, aunque modificable por el usuario y de forma que lo hagámos solo una vez y nos olvidemos para siempre.

Una de las marcas que lo ha conseguido con gran éxito es Native Instuments, que gracias al desarrollo de los teclados KOMPLETE KONTROL S-Series y a la tecnología NKS de programación de instrumentos virtuales, permite una asignación automática de cada parámetro a los 8 controles que tenemos en el panel frontal de los 4 teclados de la gama. Infinidad de fabricantes de software se han sumado ya a este estandar y parace que esto va a ser la solución definitiva a los quebraderos de cabeza de los músicos informáticos durante décadas. Puedes leer más información sobre este formato aquí.

Además estos teclados incorporan tecnología de búsqueda avanzada de presets, por etiquetas, de entre todos los intrumentos VST que tengamos cargados en nuestro ordenador y muchas interesantes tecnologías más, como las luces RGB ligthguide encima de cada tecla, escalas inteligentes, acordes de una sola tecla, arpegiador, etc.
komplete kontrol
Puedes ver a continuación un completo vídeo tutorial sobre como funcional la elección de sonidos de KOMPLETE KONTROL y otras funcionalidades de lo que debe ser un teclado inteligente hoy en día.

 

Teclados de acompañamiento y ritmos

Representan un segmento de producto en si mismos pues van dirigidos a un tipo de público muy concreto. Normalmente de 49 a 61 teclas blandas y con o sin altavoces integrados, estos teclados representan el camino de entrada a la música para miles de personas de la misma forma que la guitarra española o la flauta dulce lo son para otras, sin duda son (o debrían ser) un cámino económico y de baja dificultad para entrar en el mundo del teclado.

Su principal argumento es que son equipos de “enchufar y funcionar”, es decir, de una enorme facilidad de uso y ofrecen un gran abanico de sonidos y ritmos bailables populares (en algunos casos modificables por el usuario o expandibles mediante la compra de tarjetas externas). Son multitímbricos (es decir que podemos crear canciones completas que incluyan diferentes instrumentos o “timbres”). Llevan secuendiadores sencillos para grabar nuestras secuencias y evoluciones. Se sitúan en un segmento amateur y de aprendizaje (aunque hay algunos modelos y marcas muy profesionales) y es dificil que veas bandas de pop o rock cuyos integrantes usen este tipo de teclados.

CONSEJOS: Otras características a valorar serán el que lleven salidas de auriculares y línea, entradas de mícrófono para cantar o auxiliares para playbacks, entradas de pedales de expresión y volumen, ruedas de modulación y pitch, MIDI OUT para uso de módulos externos, MIDI IN para uso de secuenciadores externos con los sonidos internos, USB como MIDI Interface o también para carga de más sonidos de usuario o posibilidad de expansión mediante memorias o tarjetas SD de las más comunes.

 

Sintetizadores y DAWs

Van dirigidos a un segmento profesional de músicos y productores. Su parte de más valor y aporte tecnologico es la sonora y su capacidad para recrear cientos de sonido reales o sintéticos es lo que les lanza al estrellato. El teclado que incorporen es menos importante en este caso, aunque dado el segmento de alto precio al que pertenecen suele ser bueno o muy bueno.


Los sintetizadores son equipos más específicos que los teclados de acompañamiento o pianos digitales y se especializan en algún tipo de sintesis sonora concreta o varias. Su cometido es realizar acompañamientos o partes solistas en directo o grabaciones y no tanto llevar producciones completas a termino, como es el caso de los DAW’s.

 

Los DAW’s o dígital audio workstation, llevan en su interior un completo estudio de produccíón compuesto de secuenciador MIDI, grabador multipistas a disco duro, sampler, módulo de síntesis sonora multitímbrico de 16, 32 ó 64 partes independientes (cada parte vendría a corresponder a un intrumento), multiprocesador de procesador de efectos interno. Su cometido sería realizar producciones completas de nivel profesional sin el uso de un ordenador, que es el equipo que más competencia y batalla les ha representado con la llegada de la virtualidad de los sintetizadores y samplers.pc3xPara competir con los ordenadores muchos DAW’s han incorporado grandes pantallas de control o han desarrollado sistemas de integración con los mismos.

 

Pianos digitales

Esta categoría engloba a diferentes nichos de usuarios y pese a tener en común muchas de sus prestaciones y sonidos se subdivide en dos grupos muy bien diferenciados, los destinados al estudio de técnica pianistica con un diseño enfocado al hogar o la escuela y los destinados al directo.

Los destinados al estudio en el hogar o la escuela estos suelen ser “de mueble” eliminando la necesidad de antiestéticos soportes y patas e integrando la pedalera en el propio mueble, en los materiales usados para su diseño se tienen muy en cuenta el factor “decoración” eligiéndose colores de moda, como la haya, el cerezo, los lacados o los acabados en aluminió o metal, que se integran bien en el mobiliario y decoración de las casas. En las marcas de referencia, como Casio, en ningún momento el factor “decoración” deja de lado la búsqueda de una calidad de sonido y prestaciones sobresalientes.

En cuanto a los sonidos, los pianos digitales suelen disponer de un set reducido de ellos pero de una enorme calidad. Sonidos variados de pianos acústicos clásicos, pianos eléctricos, órganos vintage tipo “rhodes” o “hammond”, etc. Estos sonidos estarán multi muestreados con la mayor cantidad de detalles posibles como resonancias mecánicas internas, simulacinones de armónicos, etc, etc.

De reciente aparición son los pianos digitales Casio Grand Hybrid, que representan un gran avance pues suponen la integración de las partes mecánicas de un piano acústico gracias a la tecnología centenaria de la firma alemana Bechstein con la parte electrónica y de generación sonora de los japoneses Casio que han liderado el sector durante décadas. Información detallada sobre estos novedosos teclados la puede encontrarse clicando aquí.

En cuando pianos digitales destinados al directo, también nos encontraremos en general con productos de enorme calidad pues van destinados a usuarios especializados con gran experiencia y que tocan en bandas donde todos los demás componetes también disponen de lo mejor. Aspectos como el sonido deben quedar fuera de toda duda y la calidad en su reproducción no debe presentar ningún problema en ambientes profesionales. Detalles como salidas balanceadas estéreo separadas con jacks de 1/4 o XLR o incluso multiformato son comunes, las salidas de grupo para dirigir a ellas diferentes sonidos también son muy apreciadas así como salidas digitales, etc.

ClaviaNord2multisalidas

El set de sonidos de un buen piano digital suele abacar un buen puñado de presets de todo tipo, desde pianos acústicos, electricos y organos a sonidos de “pad” y cuerdas, así como posibilidades (en los modelos más sofisticados) para la carga de muestras de sampler que nos permitan atacar los estilos musicales más “modernos” o con sonidos de síntesis. La posibilidad de hacer facilmente capas y divisiones de teclado con los diferentes sonidos es imprescindible. En general estos pianos no buscarán tanto tener miles de presets sino quizás unas decenas o un centenar, pero de la más alta calidad. El tacto y calidad de las teclas debe estar en consonancia con el mercado al que van dirigidos.

Nord-Stage-2-EX-HA88-models

CONSEJOS: En estos teclados, debido a las condiciones de uso exigentes que suelen vivir, es muy importante el servicio post venta que puedan dar los diferntes fabricantes. Un plazo de reparación razonable o la existencia de repuestos durante muchos años son puntos muy a tener en cuenta a la hora de elegir. Ahorrarse unos euros o tiene sentido si más tarde tienes que alquilar un teclado para tus actuaciones.

Antes de comprar dedica suficiente tiempo a probar bien el teclado que te gusta, pide que te lo enciendan y lo conecten a un equipo de suficiente potencia, como lo que se suele usar de monitor de escenario, toca y siente cada tecla, su peso y tócalo despacio y luego con más fuerza para evaluar su dinámica, sube el volumen al máximo sin tocar nada y asegúrate de que no suenan ruidos de fondo como soplidos.

Compra una buena funda o flighcase para el teclado, bien acolchado o con espuma amortiguadora, con aseguramiento para las teclas y sin holguras que permitan vibraciones o golpes al transportarlo.