DJ’S ¿MESA DE MEZCLAS O CONTROLADORAS? TO BE OR NOT TO BE

Roque Molina | Tutoriales |

¿Por qué elegir una mesa de mezclas o mesa de DJ?

Mesas y controloras son equipos diferentes y aunque a la gente que baila le interesa más bien poco si usamos una u otra cosa, a la hora de comprar es necesario tener claro por que nos decantamos, pues no son equipos baratos, en general.

De forma fundamental las diferencias se basan en:

  • Las mesas son elementos que se sitúan enmedio de más equipos, las controladoras están pensadas como soluciones “todo en uno”.
  • Las mesas suelen ser más caras, o al menos en su rango bajo de precios no pueden llegar tan abajo como las controladoras. Cualquier controladora muy barata, superará una mesa muy barata, cosa que en el rango alto no es cierta.
  • Las controladoras tienen algo de latencia debida al software, las mesas en general no (excepto las digitales). Se puede vivir perfectamente con ello
  • Las controladoras requieren mantenimiento de software (firmware, drivers, updates) pero casi nada de mantenimiento de hardware (faders o potenciómetros rascantes) como si pasa en las mesas.
  • Alguien que empieza podrá hacer muchas mas cosas con una controladora que con una mesa, nada más sacarla de la caja (obviamente gracias a las posibilidades del software). Para tener las mismas posibilidades creativas con una mesa de mezclas clásica habrá que comprar muchos equipos externos más y puedo que no llegue a ser operativo usarlos, por el espacio que ocupan y lo alejados que quedan entre si a veces, lo cual dificulta la realización de determinadas rutinas o trucos (CD’s, platos, posibles efectos externos, samplers, loopers).
  • Las controladoras (más bien su software) nos abren posibilidades de uso un abanico de nuevos formatos, STEMS, REMIX Sets, que no están en el propósito de las mesas.

 

Mesa de Mezclas
¿Cómo elegir una mesa de mezclas?

El mercado de productos para DJ es ancho y profundo por lo que afortunadamente hay mucho donde elegir, sea lo que sea lo que estemos buscando controladoras o mesas. Suponiendo que hayamos decidido que nuestro estilo de mezclar requiere una mesa de mezclas (lo cual es significativamente diferente de usar una controladora para DJ) os vamos a brindar varios consejos sobre como hacer la elección acertada. No haremos un ranking sobre la mejor mesa de mezclas de DJ por que creemos que sería imposible ser objetivos en algo así, dada la cantidad de variables que influyen.

Todo proceso de elección de algo va asociado primero a uno de clasificación, y las cosas se pueden clasificar de muy diferentes maneras atendiendo a sus prestaciones básicas comparables.

Pero no nos enrollemos más y vamos al grano.

EL NUMERO DE CANALES

Es algo básico saber que número de canales realmente vamos a necesitar en nuestra mesa de DJ nueva, pues el factor precio de nuestra mesa de mezclas se verá alterado seriamente por este parámetro.

Aunque se puede encontrar de todo en el mercado, la mayoría de opciones se centran en los números pares, siendo 2 ó 4 canales lo más habitual. Existen mesas de tres canales Behringer DX626 ó  Reloop RMX-33i, o de más de cuatro (Behringer VMX 1000 USB) por poner solo unos ejemplos, y es que, aunque solo mezclemos desde dos o cuatro fuentes principales, el disponer de un canal extra completo (con ganancia y EQ) en el que conectar un iPhone o reproductor auxiliar nos puede sacar de algún que otro apuro por lo que estas mesas no son productos a descartar.

rmx80

El estándar actual para mesa de DJ es el de 4 canales para las fuentes principales, más alguna entrada auxiliar extra estéreo más entrada (o entradas) de micrófono dedicadas.

Casi cualquier mesa decente incluye una entrada de micro (o mas) dedicadas (no ocupan un canal de CD) y lo normal sería que tuviera ecualización y se pudiera pasar la voz por los efectos internos de la mesa.

controladoras-mesas

 

Modelos en este segmento hay muchos y a la hora de elegir tal o cual entramos de lleno en el apartado económico, como casi siempre. Desde las Reloop RMX-60 pasando por la Reloop RMX-80, tenemos un montón de opciones en el mercado eue plantearnos dependiendo de nuestro presupuesto.

LA ECUALIZACIÓN Y LA MEZCLA DE MONITORES

Salvo para los scratchers más radicales, que tendrán en el crossfader el elemento más crítico de su mesa de mezclas, el caballo de batalla y herramienta principal del resto de DJ’s es la ecualización. El estándar de ecualizador contempla tres controles de EQ (agudos, medios y graves) más uno de filtrado, y cabe decir que las frecuencias de corte de cada modelo y los rangos de modificación sobre las frecuencias afectan muy significativamente al sonido final de nuestra mezcla. Además, no todos los EQ atenúan la señal de cada banda hasta llegar a silenciar el canal totalmente cuando los bajamos los tres (total KILL).

  • La posibilidad de incorporar botones de “matado total” o “kill” de cada banda de frecuencias es bastante interesante dependiendo de nuestro estilo de mezcla.
  • El filtro de canal en nuestra opinión es imprescindible, siendo la configuración más habitual la de pasa-bajos hacía un lado y pasa-altos hacia el otro.
  • Existen modelos con 4 bandas de ecualización, lo que permite un control más suave y perfecto sobre la mezcla.
  • El control sobre la mezcla de monitores y la posibilidad de ecualizar lo que oímos por auriculares son siempre necesarios.

canal

 

cue mix

LOS EFECTOS

Mezclar con efectos es imprescindible para el DJ moderno. Los módulos de efectos integrados en equipo de última generación son de buena calidad y podemos decidir si los queremos tener integrados en cada una de las fuentes de reproducción, por ejemplo en los CD’s, lo que nos permitirá diferentes efectos para cada una de las canciones que suenen o por el contrario tenerlos integrados en la mesa.

pantalla FX

En este último caso los efectos pueden ser aplicables a cada uno de los canales o al master mediante un conmutador (ver imagen), pero normalmente solo tendremos un efecto disponible. Las mesas con dos procesadores representan un salto de precio importante.

efecto 2

Existen mesas capaces de direccionar la señal de los canales hacia el exterior a través de un par de salidas, para procesar esta en un módulo de efectos externo como un Korg KAOSS Pad, por ejemplo. Esta posibilidad es ciertamente interesante y versátil, y debemos contemplarla siempre que nuestra economía lo permita.

[SCM]actwin,0,0,0,0;

En la imagen anterior vemos las salidas para el envío de señal en estéreo hacia un procesador externo y las entradas desde el mismo de vuelta a la mesa.

En los modelos más sofisticados de mesa, se pueden hacer dos envíos por canal (conmutables individualmente entre post y pre fader como en las mesas de conciertos en directo) hacia procesadores externos y se dispone además de dos canales de retorno independientes y completamente equipados para los procesadores externos.

Todo un lujo.

[SCM]actwin,0,0,0,0;

En la imagen vemos detalle del sistema de envío de las señales presentes en cada canal hacia las salidas para su procesado externo.

 

QUE SEA CONECTABLE A UN ORDENADOR CON SOFTWARE.

En este punto es en el que la barrera entre mesa de mezclas (con interface de audio incluida) y controladora con funciones de mesa se hace extremadamente difusa y por tanto la elección entre un producto y otro se torna más difícil. Además la inclusión de conversores de audio digital y puertos USB (y el desarrollo de drivers que también es un coste muy grande) hace que el precio de los equipos se dispare considerablemente.

Podemos tener diferentes motivos para querer que nuestra mesa se conecte a un software… por ejemplo, si queremos controlar la reproducción mediante medios con time-code, pero queremos ahorrarnos la compra y transporte de la interface de audio de turno, como la TRAKTOR SCRATCH A6 ó A10. O simplemente, queremos que nuestra mesa de mezclas sea también interface de audio para el caso de que queramos usar software y simplificar el cableado de forma significativa reduciéndolo a un simple cable USB.

En este apartado tenemos opciones como la KONTROL Z2 o la DJM 900 Nexus de Pioneer capaces de “decodificar” de forma directa los vinilos de timecode de Traktor PRO 2, existiendo también opciones para Serato (Pioneer Mesa Mezclas Djm-900srt).

Otro de los motivos para elegir una de estas complejas mesas, sería querer controlar determinadas funciones del software desde la propia mesa, sin necesidad de controladores auxiliares como el KONTROL X1 MK2 o  Allen Heat Xone 2D. En este segmento disponemos de mesas como la Native Instruments Traktor KONTROL Z2 totalmente integrada con Traktor PRO 2 que dispone de sendas botoneras de control para transporte y efectos, o de modelos como  Allen Heat Xone 4D con controles MIDI mapeables a nuestra voluntad para controlar el software. Los citados modelos son realmente híbridos, controladora / mesa / interface de audio USB todo en uno.

Como veis la barrera es difusa en extremo. En nuestra opinión la característica principal quedistingue a una mesa de mezclas “de verdad” de una controladora con funciones de mezcla externa es la existencia de auténtica circuitería de mezcla totalmente analógica, con todo lo que ellos implica a nivel de rango dinámico, heardroom y características sonoras generales. Para que nos entendamos, la Xone 4D es una mesa con funciones de controladora mientras que la Pioneer SZ o la Traktor Kontrol Z2 son controladoras con funciones de mesa.

Demostrar si a la hora de la verdad nos va a ofrecer más calidad comprar una mesa de mezclas analógica con funciones de controladora que una controladora con funciones de mezcla, daría para escribir otro artículo bastante largo y seguramente polémico.

El futuro, en nuestra humilde opinión, estará dominado por las controladoras con funciones de mesa mantenidas estas “solo” para situaciones en las que no intervenga un ordenador o no se quiera conectar ese día. El problema que se nos muestra en el horizonte es que, si bien las mesas analógicas eran compatibles 100% con todos los equipos y de todas las marcas, los sistemas de controladora se dividen en varios universos, el de Traktor PRO 2,  el de Serato, el de Rekordbox, el de DJAY PRO y tres sub-universos (Mac, iOS y Windows) y difícilmente aparecerá en el mercado un “corazón de sistema” equiparable a la mesa de mezclas que sea compatible 100% con todos estos productos de forma que un DJ cualquier llegue a un club, se enchufe y se ponga a funcionar, lo cual es sin duda una pena y una barrera enorme para la aceptación de las controladoras como equipos estandar en los clubs.

Naturalmente existen centenares de detalles más en los que fijarse a la hora de elegir, como los faders y su calidad o el hecho de que sean reemplazables, etc. pero hemos intentado resumir para ofrecer un buen punto de partida al tomar una decisión de compra.

Y tú, ¿qué consideras más importante a la hora de elegir y comprar una mesa de mezclas para pinchar? Déjanos tu opinión en Facebook

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Si te ha gustado, lo puedes compartir en Facebook o Twitter, pero si discrepas de algo no dudes en hacérnoslo saber.