MOTU Anuncia tres nuevas interfaces en NAMM 2017

Roque Molina | Actualidad, MOTU |

MOTU llega con fuerza a la última edicion de la NAMM de este Enero de 2017  y lanza de un solo golpe tres nuevas interfaces de audio reúnen la más reciente tecnología de la compañía en un formato compacto, de medio rack, y con la posibilidad posibilidad de conectarse entre sí para configurar a gusto y satisfacer casi cualquier necesidad.

En concreto se trata de los modelos M64, 8D y LP32,y están pensadas tanto para el estudio como para situaciones en vivo (como la mayoría de interfaces de MOTU hasta la fecha) y diseñadas las tres de una forma similar, con un panel frontal muy limpio y claro, mostrando mínimas conexiones, en concreto una para auriculares, y una pantalla de perfecta resolución y a todo color para un cómodo monitoreo visual de las señales, similar a la que ya habíamos visto en la 8A presentada el año pasado. Sin embargo, el verdadero arsenal de estas robutas cajas de aluminio está por detrás, donde nos ofrecen diversas conexiones que incluyen además puertos de expansión para bancos de puertos ópticos o sistemas basados en protocolo ADAT.

El M64 ofrece un banco de entradas y salidas ópticas de protocoloMADI, además de un segundo banco independiente de MADI coaxial o BNC, logrando un total de 256 entradas y salidas simultáneas, pudiendo además separar la salida BNC en dos grupos de envío.

EL 8D dispone de cuatro canales de entrada y salida AES3 digital, además de dos pares de salida digital RCA S/PDIF, logrando un total de ocho canales de entrada y otros ocho de salida.

El LP32 incluye cuatro bancos de ADAT “lightpipe” de ocho canales digitales, para un total de 32 canales a 44.1 o 48 kHz, o 16 canales SMUX a 88.2 o 96kHz. Cada banco de entradas y salidas cuenta con un interruptor individual para elegir entre los 8 canales ADAT y los 4 SMUX.

Las tres unidades cuentan con el mismo sistema DSP de mezcla estilo mesa digital que ha hecho tan interesantes y apreciadas a las anteriores interfaces de esta gran familia y que se extiende hasta 48 canales, con 12 buses estéreo y procesamiento digital para efectos a 32-bit y que incluye efectos de gran calidad como un ecualizador de modelado analógico, compresión, y reverb. Esto permite que cada unidad pueda ser utilizada como un mesa de mezclas totalmente autónoma, con control inalámbrico desde el sistema para tablets y smartphones, e incluso conectarse con otros sistemas MOTU mediante Ethernet.

El precio aun por confirmar estará en torno a los 595 euros en los tres casos y estarán disponibles en Marzo.