Carl Cox se rinde al sonido de los ADAM S3X-H

Roque Molina | Actualidad, Adam |

El Productor y DJ Carl Cox prueba su sonido de directo en el estudio con los ADAM S3X-H

“Eso es lo que me gusta de la Adams. Puedo tomar una pista más o menos directamente del estudio y saber como la voy a pinchar, con la seguridad de saber que como sonaba en el estudio es como va a sonar también en el club. ”
Londres / Melbourne, junio de 2016. Carl Cox, el productor y DJ de renombre internacional que ocupa actualmente el número 1 mundial en el ranking de techno y tech house, ha ganado más de once DJ Awards, tres Dance Music Awards, un premio de la NME además de muchos otros reconocimientos. Durante la creación de su nuevo album de estudio, Cox tuvo la oportunidad de encontrar y poder probar detenidamente los monitores perfectos para su trabajo, y los elegidos no han sido otros que los ADAM Audio S3X-H, que ensalza en su nuevo vídeo-entrevista sobre su carrera y su trabajo creativo.

“Siempre he sido muy exigente con mis monitores, y me he cargado unos cuantos en mi trabajo – probablemente porque no eran lo suficientemente eficientes. Mis altavoces tienen que tener una muy buena presencia, ese es el tema”, dice. Cox había estado buscando sus monitores perfectos durante mucho tiempo, aquellos que hicieran realmente que la música suene tan grande en el estudio como lo hace cuando se está poniendo en un club. Durante las sesiones de trabajo en su estudio con David Carbone y Josh Abrahams de Samplify, productores de su álbum  “Todos los caminos llevan a la pista”, Cox escuchó por primera vez los monitores de estudio de ADAM.

“En Samplify, tenían los Adams y tuve la oportunidad de escucharlos y lo único que pensaba era – wow! son perfectos “, explica Cox. “Los Adams eran exactamente lo que siempre había buscando – su profundidad, alcance, dimensión…  realmente sentí que entregaban toda la gama de frecuencias que les acababas de enviar. Dan una precisión milimétrica del rango de frecuencias. No creo haber oído otros monitores como estos “.

“El color del sonido era una locura; No podía creer como estos altavoces me pudieron dar la referencia que necesitaba, y que podría determinar con precisión el espesor que yo quiería. Estos son probablemente los mejores monitores que he oído en mi vida “, dice Cox. “Debí de escuchar grabaciones en ellos durante más de tres o cuatro horas – Estaba totalmente asombrado. Son genuinamente diferentes, se puede oír todo – lo cual es tan emocionante”.

“Me he pasado la vida desempaquetando altavoces durante todo el día, y cuando los ponía en el estudio simplemente no eran lo que buscaba. El problema era la definición de ese tono tan grave que se oye en el club ¿Cómo habéis conseguido eso? que “dice Cox. “Eso es lo que me gusta de los Adams. Puedo tomar una pista más o menos acabada directamente en el estudio y sé que la puedo mezclar, sabiendo que lo que suena en el estudio es lo que va a sonar en el club”.

Aunque Cox comenzó oficialmente su carrera como DJ en la década de 1980, dice que en realidad el bicho del DJ le picó cuando tenía 7 u 8 años de edad, durante la fiestas en casa que organizaban sus padres.

“Una noche, mi mamá y papá tenía una fiesta y me levanté de la cama y bajé agarrado a la barandilla de la escalera, y vi a todos bailando con Aretha Franklin y James Brown, y me encantó”, añade. “Pensé, bueno, no me voy a ir a la cama, voy a bajar a poner discos. Y a cada LP o 45 que ponía, mi madre y los amigos de papá se lo pasaban en grande. Para mí, ese fue punto de entrada al mundo del DJ-ing, sin siquiera saberlo “.

Cox ha actuado en clubes famosos como The Eclipse, Borde, Shelly, Sterns, Heaven y The Hacienda, así como en raves de Fantazia, Dreamscape, NASA y en Amnesia House. Cox también dirige dos sellos discográficos, Intec y 23rd Century Records. Creó su propio escenario, llamado Carl Cox & Friends, en varios festivales de música como Ultra Music Festival, Tomorrowland, Global Gathering y el Electric Daisy Carnival – diseñados para ser una experiencia aparte dentro de cada festival, con espectáculos continuos mostrando una gran variedad de talento.

Y aún con todos los proyectos que tiene en el aire al mismo tiempo, Cox a menudo pasa largas horas en el estudio, lo cual es otra de las ventajas que encuentra con los ADAM Audio.

“Si estás en el estudio normalmente por períodos de doce horas, se necesita un altavoz que haga que los sonidos sean realmente agradables; no puede ser demasiado intenso, y tiene que ser capaz de dejar oír los diferentes sabores en el sonido”, añade. “Incluso a volumen bajo los monitores ADAM suenan increíbles. Al bajar bastante el volumen, en la parte grave, todavía se puede determinar exactamente lo que se necesita y pueden hacerse ajustes a bajo volumen, pero si se aprietan fuerte, el sonido es simplemente increíble. Para mí, son verdaderamente buenos a bajo volumen. Nunca he oído un altavoz mejor, desde bajo volumen hasta arriba a tope”.
Puedes ver el vídeo de la entrevista completa con Carl Cox en: https://youtu.be/3aGPqf8IQbA
Acerca de ADAM Audio
Los monitores ADAM  audio han tenido una reputación de excelencia de sonido y una calidad sin igual desde que la compañía fue fundada en 1999. Con el desarrollo del tweeter X-ART, que se caracteriza por un rango de frecuencias extendido de hasta los 50 kHz y una mayor eficiencia en comparación con tweeters de cúpula tradicionales, este diseño único de altavoz de agudos se ha convertido en el más definitorio de los diseños patentados hasta hoy por ADAM por la forma de brindar ese sonido transparente, altamente definido y auténtico. Al estar fabricado y probado cuidadosamente a mano, uno por uno, en su fábrica de Berlín, el driver de alta frecuencia de ADAM es una rara excepción en estos días de producción en masa automatizada.

El ámplia y variada línea de productos de ADAM Audio abarca desde los monitores profesionales de estudio (SX, AX, y la serie F), a Multimedia y Home Theater así como altavoces de instalación (Artist y gama GTC) y modelos de alta fidelidad de altos vuelos para entretenimiento en casa (serie Classic). ADAM Audio cuenta con 50 empleados en su fábrica de Berlín y está representado en todo el mundo a través de una gran red de distribuidores con tiendas autorizadas en más de 75 países. ADAM también tiene oficinas en Nashville, Londres y Pekín.
www.adam-audio.de