AUDIX AP-42 REVIEW

Roque Molina | Actualidad |

El nuevo sistema de micrófono inalámbrico de Audix dispara todo lo que puede contra el duopolio Sennheiser / Shure.

Prueba por: Mark Davie

Según muchas opiniones, el anterior sistema inalámbrico de Audix era poco menos que una broma. Nunca tuve la oportunidad de usarlo, por lo que no puedo basarme en rumores de otros para señalar al que se llamaba RAD 360 … RAD 360, suena como un marca blanca para chicos que rapean delante de una multitud de skaters de la escuela secundaria haciendo saltos en su cara. No es la mejor imagen.

Romper el duopolio inalámbrico Shure / Sennheiser es difícil. Pero el nuevo sistema inalámbrico de alto rendimiento de Audix es un verdadero generador de confianza expiando debates anteriores y ofreciendo características no vistas generalmente en este nivel del precios. Para empezar, el nombre tiene esta vez todos los componentes adecuados de una gama profesional: una jerarquía numérica, y la palabra Performance que nos tranmite “serio, pero tan serio ultra como ULX “, así que ahora sí sabemos de saque en que segmento nos estamos moviendo.
El modelo de base con cápsula OM2 dinámica de un solo canal que he revisado tiene un precio apenas superior a 700 euros en calle en tiendas minoristas, y está asentado sobre la misma base que los modelos base de la serie 100 G3 de Sennheiser y los sistemas SLX de Shure si estamos comparando con gama UHF analógica. No han pasado muchas cosas en este segmento últimamente. Sennheiser realmente se ha clasificado en la cima con los rangos 100, 300 y 500, ha estado poniendo más esfuerzo en sus ofertas de bajo presupuesto (XS) y de gama alta (serie 9000). Asimismo, los esfuerzos más recientes de Shure han sido el BLX más barato y para una oferta más avanzada el QLX-D.

Por lo tanto es el momento perfecto para un nuevo participante.

 

AGARRE FIRME
No hay muchos factores diferenciadores más críticos cuando comparamos entre sistemas inalámbricos de mano que la sensación y el peso del metal versus plástico. El cuerpo del Audix H6 se nota al cogerlo en su punto justo, con un cuerpo completamente de metal y antena de plástico duro.

Desenroscar y atornillar los elementos del micro de mano fue un poco complicado en el modelo de revisión de preproducción, pero desde entonces he tenido probar un modelo de producción y estea maniobra se puede realizar con mayor facilidad.

 

 

 

Su pequeña y brillante pantalla LED muestra la frecuencia actual, el grupo, el canal y el estado de la batería en funcionamiento normal, cambiando a una simple notificación de silencio cuando su botón de encendido es presionado por unos instantes. Encender y apagar el micrófono requiere una presión algo más larga de unos tres segundos, lo cual es mucho más seguro que un sistema de conmutación. Se produjo un ruido de manipulación pequeño cuando se silenció, y la señal tarda un segundo en restablecerse cuando se activa, lo cual es un rasgo común de la tecnología inalámbrica.

Quizás la característica más destacable de la emisora de mano es que sus cápsulas son intercambiables. No sólo porque puedemos intercambiarlos, sino porque además Audix ha hecho que el cableado y el sistema de conexión sean compatibles con Shure. No ha habido alianzas en esto, sólo que Audix se ha dado cuente de que puede atraer más clientes con esta elección. Hay bastantes más que unas pocas bandas que van de gira con las cápsulas OM7 de Audix adaptadas a un cuerpo Shure a través de un adaptador Soundtools. Las nuevas cápsulas les permitirán encajar directamente, y viceversa con una cápsula Beta 58 o KSM9 que gracias al conector compatible se atornilla directamente a la Audix. En su versión actual, existen opciones para el condensador OM2, OM5 y VX5, con habrá una cápsula OM7 próximamente.

El micro lleva dos pilas AA se deslizan hacia arriba en el cuerpo del receptor como si estuviéramos metiendo cartuchos en un rifle. Además de la lectura de micrófono, hay un gran indicador de batería en el panel frontal del receptor que es bastante fácil de leer, y la vida de la batería se supone que es de 10 horas. Nunca he probado esa teoría, ya que tengo el hábito de cambiar las baterías antes de cada show, y nunca tuve una caída en el típico par de horas que suelen durar.

Un conmutador de dip switch en la recámara de las batería nos permite elegir entre 10mW o 40mW de transmisión de energía al receptor. Al contrario de lo que nos diría la intuición, usar una potencia menor puede a veces ser una buena cosa. Por ejemplo cuando usamos cantidades de canales muy grandes, el usar menor potencia puede evitar que los diferentes sistemas se pisen entre si y se produczcan interrupciones de la frecuencia de intermodulación. Dicho esto, obviamente que con una opción de 40mW se consigue que que las aplicaciones donde se deba estar a gran distancia sean más estables. El Shure BLX más barato, por ejemplo, se puede ajustar en 10mW solamente.

 

LÍNEA DE RECEPCIÓN

En el otro extremo de la línea, Audix ha conseguido que su receptor se vea y se perciba también como muy sólido. Hay dos opciones: la unidad de rack de un solo canal R41 o la unidad de rack de doble canal R42, con antenas separadas, con lo que sólo necesitará un conjunto para ambos canales. Ambas unidades se sintonizan dentro de una gama de frecuencias de 32MHz, con dos opciones: entre 522-554MHz o 554-586MHz. La gama 60 de receptores cubre el 64MHz entero en una prima del 30%. Esta serie duplica el número de canales recomendados a 16 y nos ofrece 2560 frecuencias sintonizables, en contraposición a las 106 frecuencias pre-coordinadas de la serie 40. La gama de funcionamiento también salta de 90m a 137m en condiciones ambientales optimas y no demasiados obstáculos. Tanto los transmisores handheld como los bodypack ya transmiten aprovechando toda la gama de 64MHz, haciendo posible actualizar solamente los receptores si es necesario, siendo el resto de material compatible.

La configuración del sistema es fácil y cómoda, simplemente manteniendo pulsado uno de los botones arriba / abajo se activa una función de exploración automática que tarda unos 30 segundos en escanear todo el lote y ocupar un grupo y un canal. Aunque que esta parte ha sido fácil, sería aún más reconfortante obtener una lectura de los canales clara en el grupo para asegurarse de que tenemos suficientes para trabajar. Me pareció que el sistema no estaba muy seguro de qué grupo era mejor ya que cada escaneo salia con un resultado diferente – uno con 14 frecuencias disponibles, el siguiente con sólo ocho  -. Tampoco me diría si alguno de esos canales en ese grupo estaba comprometido. Una exploración de lista de canales sería más agradable, especialmente cuando se configuran varias unidades.

Sincronizar el transmisor fue super rápido, más rápido que un sistema Sennheiser 100 G3. Simplemente sosténga apuntando hasta el nodo infrarrojo, pulsa un botón y ya estará.

Para acceder a otras opciones, acceda al menú manteniendo pulsado el botón Set. Es un poco grustrante que después de seleccionar y cambiar un parámetro, te rebota fuera del menú en conjunto, lo que requiere presionar y mantener presionado de nuevo para ajustar algo más. También sería útil si hubiera algunas indicaciones escritas distintas a Sync y Set. Una indicación ‘Scan (Hold)’ en uno de los botones Up / Down nos evitaria muchas preguntas.

El receptor también tiene squelch, con un umbral ajustable de 5dB a 45dB en pasos de 5dB. En la práctica, encontré algo cualquier cosa por encima de 25dB limitaba severamente mi rango, con el ajuste máximo tendiendo persistentemente a cortar. Alrededor de 25dB se mantuvo estable a unos 15m, y 10dB me dejaron ir a cualquier lugar que quisiera en un gran auditorio.

WIRED VS WIRELESS
He probado la unidad en un sistema donde tengo una variedad de micrófonos con cable – incluyendo los dinámicos de Audix OM3 xb y SM58s – así como icrofonía Shure BLX inalámbrica con transmisores de mano SM58 y Beta58.

Cuando estaba configurando el sistema en algunos auriculares, el Audix pareciço más ruidoso que el BLX. Pareció extraño y comencé a investigar los niveles y descubrí que el receptor viene preestablecido de fábrica con una ganancia de +6 (presumiblemente dB) en el receptor, lo cual es también el punto de partida recomendado para micrófonos dinámicos en el manual. Casualmente, ese ajuste coincidía con la sensibilidad del cable OM3xb que tenía en la mano.

Sin embargo, cuando desatornillé la cápsula del transmisor, un conmutador de tipo dipswitch permitía establecer el nivel de salida del transmisor en valores 0dB, -6db y -12dB. Lo puse en -12dB. Cuando puse la salida de la computadora de mano a 0dB y el nivel de receptor a -6dB para compensar, bajó el ruido y el sistema pareció comportarse más correctamente. Obviamente, este nivel lo fijaremos dependiendo de como de fuerte cante nuestro cantante ante el micrófono, pero incluso cuando lo traté de llevar a rojo constante y traté de empujar el medidor a la tope, no pareció haber ninguna distorsión audible.

Al igual que la mayoría de los sistemas de sistemas analógicos en este rango, falló la prueba clave, convirtiendo el jangle en un paquete profundo de fichas. Pero aparte de ser un poco más sensible que la versión cableada, esto no pareció tener un impacto notable trabajando con con voz.

Respondió a la sibilancia de manera muy similar a los micrófonos de cable. En general, el OM2 tiene un comportamiento dinámico muy bueno. En relación con un SM58 y el OM3xb con sus graves de efecto de proximidad,el micro  suena como si tuviera un filtro de paso alto incorporado.  Pero corta la mezcla y sobresale, lo que lo hace muy útil como un micrófono para presentadores ya pre-austado, y es útil para los cantantes a los que les cuestae sobresalir en la mezcla.

Las antenas acoplables que se suministran son enormes y además disponemos de forma opcional del módulo ADS48 que permite montar en conjunto las antenas de hasta cuatro unidades receptoras para proporcionar una mejor recepción (en total serán ocho canales cuando se combina con las unidades de doble canal).

Me di cuenta de que si cubrías la parte final del micrófono se entorpecia un poco el envio de señal, un problema que no pode replicar bloqueando o tapando ninguna parte del emisor de un sistema BLX. Si bien es muy improbable que eso suceda. En el lado positivo, el bodypack tiene una antena extraíble, lo que no es típico de este rango de precios y también viene con un práctico maletín de transporte.  Otro pequeño beneficio.

 

RESUMEN

Realmente Audix ha dado poderio de nuevo a su gama wireless con la serie Performance. Han añadido características en ellos que han conseguido situarlos firmemente en el rumbo de la competencia:  la construcción de metal y las cápsulas intercambiables son sólo algunos de los aspectos más destacados. Pueden ser montado en un rack mediante las correspondientes orejas opcionales. Se ve profesional, se siente bien, suena muy bien, y la posibilidad de disponer de la gama 60 con 64MHz de ancho de banda realmente va a poner mucha presión sobre la competencia. Poder actualizar o intercambiar cápsulas es un gran beneficio para un sistema inalámbrico autónomo, pero el intercambio de cápsulas estandar es una gran noticia para los usuarios híbridos de Audix /

El anterior texto de este post es una traducción / adaptación de la prueba realizada por Mark Davie para la revista AudioTechnology del que aquí tenéis el link con el artículo completo:

http://www.audiotechnology.com.au/wp/index.php/audix-performance-40-series-wireless-microphone-system/